¡Nos encanta! El color blanco impone  elegancia y ayuda a conserva un estilo clásico y minimalista para la boda. Una de las ventajas de este color es que permite dar un efecto de mayor amplitud al lugar de la recepción, no importa que el sitio es pequeño o mediano. Los detalles y decoración en tonos pasteles son un excelente complemento. La limpieza en el color y delicadeza en los detalles son la clave para una mesa perfectamente decorada.

Fotos Via Pinterest